10 mayo, 2006

El Porqué de las Cosas

Hace unos años, una mañana de Diciembre, sonaba mi teléfono:

-¿Dígame?
-¿El señor de la casa?
-El mismo que habla, ¿quien pregunta por él?
-Mire usted (dijo con voz titubeante), soy su páncreas.
-¿Mi qué? ( yo sin un café en el cuerpo no soy nadie)
-Su páncreas.
-¿Mi qué? ( sigo sin despertarme ).
-Señor, soy su páncreas.
-Pues entonces pon fin a las formalidades y háblame de tu.
-Únicamente lo llamaba para decirle que lo dejo.
-¿Que deja qué?
-Pues eso, que dejo mi trabajo y que a partir de ahora se las arregla usted sin mi.
-Pero eso como va a ser?. Creí que teníamos un contrato y que la garantía duraba al menos unos 60 años.
-Pues délo por concluido.
-Pero eso no puede ser así
-Eso dígaselo a las células beta de sus islotes de Langerhans, aunque creo que ya es demasiado tarde.
-¿Demasiado tarde?
-La mayoría se ha marchado y las pocas que quedan se niegan a trabajar produciendo insulina..
-¿Como que se marcharon?
-Estaban hasta el gorro de ser explotadas, al menos eso dijo su enlace sindical.
-¡Malditas! ( y malditos los sindicatos).¿Y se van así, sin avisar?.
-Bueno, eso tampoco es así, ¿acaso no notó usted últimamente que comía desmesuradamente y aun así perdía peso, que tenía una sed insaciable y que iba al baño frecuentemente, incluso a horas intempestivas?.
-Si, pero yo siempre he sido de muy buen comer y de muy buen beber manteniendo siempre una “esbelta” figura (cosas del metabolismo, decía mi madre).
Y lo del pis nocturno...creía que eso venía con la edad
-Pues sepa que aprovechaban su elevada frecuencia migitoria para largarse.
-Bueno, pero podrás conseguirme más de esas obreras, aunque sean " sin papeles".
-Como usted comprenderá he de negarme, por solidaridad con el colectivo y para que no me tachen de esquirol.
-¿Y que hago yo sin insulina?
-Pues joderse amigo; de momento le recomiendo que vaya al hospital más cercano porque lleva una temporada con el azúcar por las nubes y le va a dar un jamacuco.
-¡Esto debe ser una broma! Yo me voy a cagar en las células beta y en sus islotes!
¡Ahora mismo te pones a fabricar de nuevo mi insulina!
-Bueno yo le dejo que veo que ya empieza a aflorar el mal humor; cosa que sepa usted, viene con la enfermedad.¡Agur!.
-¿Agur dices?, pues que sepas…¿Oye?,¿ Oyeeeee?, ¡Nada! “que ma colgao el cabron”.
Desde entonces he de pincharme insulina varias veces al día y vivir sin alcohol, sin drogas, sin dulces…de algun modo tenía que desahogarme, así que este es mi verdadero "porqué de las cosas"

P.D. Si alguien lee este blog (cosa que dudo) puede escribir un comentario o comenzar a masticar cristales, la elección es libre ( ya te digo que tengo mucha mala leche acumulada).

1 Comments:

Anonymous andaqueno said...

Bueno, ante la otra opción prefiero escribir; y darle el pésame por sus células, ya se sabe que tienen la manía de ir a su puta bola.

Alégrese en todo caso por la pasta que se ahorrará en azucar y alcohol, hace poco dejé el tabaco y alucino con toda la pasta que tengo disponible para aburrime sin fumar.
Un saludo.

12:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Free Web Counter
hit Counter